Impulsar el crecimiento en las regiones fronterizas de la UE

Imagen: 

Para desplegar todo el potencial económico de las regiones fronterizas de la UE, que albergan a 150 millones de ciudadanos, la Comisión lanza hoy el "Centro de Cuestiones Fronterizas". Proporciona un apoyo adaptado a las regiones para ayudarles a romper las barreras al empleo ya las inversiones.

 

Las cuestiones en juego:

 

Las regiones fronterizas representan el 40% del territorio de la UE. Aunque más de una cuarta parte del PIB de Europa se produce en sus regiones fronterizas, su potencial económico sigue sin explotarse.

 

En 2015, la Comisión lanzó una revisión de los obstáculos transfronterizos en toda la UE, en la que se identificaron 239 casos específicos de obstáculos de carácter administrativo y jurídico. Se trata de cuellos de botella invisibles pero reales para los 150 millones de ciudadanos que viven en las regiones fronterizas de la UE. La revisión estableció tres categorías principales de obstáculos:

 

1)Conseguir un puesto de trabajo fronterizo: tener plenamente reconocidas las competencias y competencias, acceder a las ofertas de empleo, asegurar una cobertura completa de la seguridad social: todavía hay margen de mejora en estas áreas. En el contexto de la revisión, los ciudadanos y las empresas han pedido un mejor acceso a información confiable sobre las normas y los servicios disponibles en el otro lado de la frontera.

 

2)Hacer negocios a través de la frontera : una empresa que realiza negocios a través de la frontera gasta un 60% más que las empresas que operan en el país para llevar a cabo los procedimientos clave principalmente debido a los costos adicionales de traducción y certificación.

3)Uso de los servicios públicos: diferentes procedimientos para el reembolso de los servicios médicos, tarifas diferentes y falta de conexiones entre los sistemas de transporte público, barreras lingüísticas - el uso de los servicios públicos en las regiones fronterizas no siempre forma parte de la rutina diaria como en otras regiones de la UE. 

 

El objetivo general de esta Comunicación es estimular el diálogo sobre las cuestiones transfronterizas entre los Estados miembros y las regiones y ayudarles, si así lo solicitan, a profundizar su cooperación. La Comisión pondrá a disposición las buenas prácticas y ofrecerá asesoramiento especializado para la creación de un centro de expertos de la Comisión, el Centro de Cuestiones Fronterizas y la selección de un máximo de 20 proyectos que ofrezcan soluciones innovadoras para abordar cuestiones transfronterizas.

 

Además, en el contexto de la reflexión en curso sobre el futuro de las finanzas de la UE , la presente Comunicación aporta ideas para la formación de la próxima generación de programas de cooperación transfronteriza ("interreg").